Círculo de Sal para proteger tu hogar



.

Puedes proteger tu casa, sin necesidad de rodear sus límites físicos con sal.

.

Únicamente debes realizar un pequeño círculo de sal marina (gruesa), debajo del felpudo (alfombra) colocado en la entrada de la casa (del lado exterior).

.

Cada siete días, retira la sal utilizada y deséchala en el desagüe o los contenedores de basura apropiados. .

.

Renueva el círculo con una nueva cantidad de este elemento natural. .

.

Recuerda visualizar la protección de la sal sobre tu hogar, mientras construyes el círculo.